promo

finca

 

Ubicada en El Mirador, a 25 km del departamento Rivadavia, en la zona Este de la provincia de Mendoza y en el corazón de lo que se conoce como Valle Central

 

 

Esta finca de 180 hectáreas es un claro ejemplo de un emprendimiento olivícola moderno y con visión de futuro; pero sustentado desde sus inicios en el respeto por un cultivo con arraigo cultural y mucha historia en la región.

 

Las condiciones agroclimáticas de la zona –con una altura que va de los 640 a los 750 msnm, clima de templado a cálido, sin grandes diferencias de temperaturas entre el día y la noche, suelos de origen eólico, de textura franco-arenosa y areno-limosa, ricos en potasio- hacen de esta tierra un lugar ideal para desarrollar una olivicultura de calidad y sustentable en el tiempo.

 

En la finca se alternan olivos añosos, que hablan de la impronta olivícola de la zona Este de Mendoza, con otros más jóvenes, implantados durante los últimos años a partir del crecimiento que experimentó el proyecto y de su proyección a mediano y largo plazo.

 

Una represa de tres hectáreas (con dos pozos), alimentada por el embalse El Carrizal, es la encargada de proveer el agua para el riego de las plantas. Con el objeto de procurar una labranza cero, la finca ha incorporado el sistema de riego por goteo en toda su superficie cultivada.

 

El proyecto se destaca por la producción de una amplia variedad de aceitunas (80% aceiteras y 20% para mesa); entre ellas, las italianas frantoio y coratina; las arbequina, nevadillo, empeltre, manzanilla y picual, de origen español; y la arauco, típica argentina. Un parque varietal de gran riqueza, que permite desarrollar un interesante abanico de productos, atento siempre a la demanda de los consumidores actuales.

 

En un futuro próximo, Finca Lecumberri proyecta sumar a su producción olivícola 20 hectáreas de viñedos, de las variedades Malbec y Bonarda, que darán su primera vendimia en 2014.